OTROS SELECCIONADOS: RELATOS BREVES LIBRERÍA – 20 AÑOS TODO LIBRO

 OTROS SELECCIONADOS RELATOS BREVES LIBRERÍA – 20 AÑOS TODO LIBRO

Aparte de los tres ganadores y los siete finalistas elegidos por votación por el jurado del concurso, Todo Libro ha decidido que otros ocho seleccionados merecen ser publicados según las bases.

Enhorabuena a todos:

ALICIA en el país de las librerías

Alicia nació a finales de los años sesenta en un pueblo del Maestrazgo. Fue acompasando su ánimo tranquilo entre los bancales de almendros y las manos de su madre. Tuvo el sarampión, tierra fértil bajo sus pies y el aliento de los libros de la biblioteca de la escuela. Los Cinco, Ágatha Chirstie, Gulliver o Un capitán de quince años, la acompañaban en sus viajes a través del espejo. Alicia hoy cumple cuarenta y ocho años, trabaja en una agencia de viajes, y a cada cliente que se sienta frente a ella, le anota en el billete de avión una cita y una dirección. El viaje empieza a partir de una librería.  (Reyes Lliberós Monfort  -Castellón de la Plana)

TE HARÉ INMORTAL.
Sus últimas palabras antes de marcharse fueron:
“Te haré inmortal”.
No les di importancia, era nuestros últimos segundos juntos y las vi como el grito del que va a ser ajusticiado, la ansiedad y el pánico convierten la garganta en un torrente de frases sin sentido.
Cinco años más tarde en la segunda balda de la estantería dedicada a la “literatura romántica” de la Librería Todo Libro volví a recordarlas.
Mis dedos recorrían la madera buscando un regalo que ilusionara a mi querida Blanca cuando de pronto se toparon con un nombre que hizo que en mi corazón saltaran todas las alarmas: Beatriz Porti, el mismo seudónimo que utilizaba en las redes sociales. No necesité leer más.     -María Jesús Juan – Molina de Segura (Murcia)

TAMPOCO

Hoy he venido acompañada y a Marco, el librero, le extraña, lo noto en su mirada interrogante, aunque, discreto, no ha dicho nada.
Empiezo abriendo por una página cualquiera el último ejemplar recibido y continúo absorbiendo el olor añejo de una edición publicada hace unos lustros. Más tarde llega el momento, le cojo un dedo de la mano derecha y se lo hago pasar por varios lomos, le hablo de la calidad del papel, de la esmerada maquetación de una novela de Joyce y del poemario que compré el martes.
Mi acompañante decide que ya es suficiente y se marcha con una excusa poco elaborada. El librero se relaja, todo sigue como siempre.
-Este tampoco es- mascullo entre dientes.  –Francisca Moya Martínez. – Almería

EL LIBRERO
Me encantaba aquella librería, no era muy grande, pero podías encontrar libros de todo tipo, estaban agrupados por temáticas, y en caso de que no encontrases alguno siempre podías preguntar al dueño, quien te asesoraba de forma magistral, no había libro ni autor que no conociera, suponía un verdadero deleite para los sentidos escucharle hablar de literatura, sus narraciones te sumergían tanto en épocas pasadas como en quimeras del futuro, te sorprendía con sus historias y anécdotas cargadas en ocasiones de una lógica aplastante y en otras de una fantasía desbordante. Podía pasarme horas enteras en la tienda, y cuando salía de ella había olvidado por completo el libro que quería comprar.  –DAVID MATEO CANO –MADRID

LA ELECCIÓN

Es otro día, lamentablemente no creo que sea muy diferente. A veces llegan nuevos compañeros y otros viejos con suerte salen por la puerta. Suelo mirar desde mi posición las sensaciones ocultas en la mirada. Cada uno con su caja de Pandora escondida, esperando encontrar en nosotros lo que su interior no les permite confesar. A veces me miran con la mente vacía, juzgándome solo por mi fachada, admito que estoy un poco descuid… ¡Uy, oye! Cuidado al desplegarme pelirroja.
Nos hemos encontrado. Te haré viajar por mis páginas y quizás te quite el sueño alguna noche, cuando la curiosidad te arrope, hasta que sin yo quererlo, lleguemos al final de este cuento. –  Karolina Raquel Sadowska Móstoles MADRID

EL REPARTO

Y allí estaban, frente a las estanterías. Había llegado la hora de hacer el reparto.
– Este libro es mío, este tuyo.
– Este me lo regalaste, entonces ¿es tuyo o mío?
– Ja, ja, ja ¿Recuerdas aquel día?
A la derecha los libros que se quedan. A la izquierda los que se van. Cientos de decisiones difíciles pero necesarias para cumplir un sueño.
Si, cómo olvidarlo… Lamentablemente no hay tiempo que perder en recuerdos. Démonos prisa, en un par de días abrimos la librería. – Lorena Bodas Llamas – Aranda de Duero (Burgos)

TODO LIBRO
Desde hace años vengo por aquí, y sí, siempre pillo algo. Unas veces soy yo quien elige, otras soy elegida; de una u otra manera siempre disfruto o me hacen disfrutar. Si llego triste busco algo diferente, nuevo, algo que me haga gozar; si vengo alegre es más difícil, todos me gustan, todos son únicos, todos me encantan…. ¡los amo!
Recuerdo a todos, pero algunos dejan huella, esos que me hicieron estar toda la noche en vela, llegando hasta el final disfrutando, saboreando, exprimiéndolos hasta agotarlos.
Sigo mirando sin parar, hoy busco algo corto, pasajero, de una noche; no, mejor más de uno; ya está, me acabo de decidir:
«Cuentos breves tradicionales irlandeses»
Pago que me voy corriendo.  – Javier Lasanta – Viana Agoncillo, La Rioja

Librín

Soy pequeño , fino y granate. Tengo 73 paginas y cuesto 14€. Sé que puedo aportar mucho, pero mi precio a veces asusta dadas las características.
Llevo 7 años en la balda de abajo de una estantería. He dicho adiós a muchos compañeros, y dado la bienvenida a muchos otros. Una vez caí detrás de la estantería y estuve ahí tirado hasta que movieron las estanterías para pintar. Nunca tuve la oportunidad de estar en el escaparate o de promoción.
¡Pero por fin hoy salgo de viaje!, me encuentro entre las manos de una chica rubia de rizos que nunca había visto, me pasan un láser, me depositan en una bolsa, y comienza un capítulo nuevo en mi vida.  –Maria Chillida Redondo MADRID